Publicidad Público

My UV Patch - La Roche Posay
Tu página de inicio
Mapa del sítio
Contáctenos
Términos legales

Público

de la Asociación Colombiana
de Dermatología y Cirugía Dermatológica

Directorio Dermatólogos

Encuentre médicos dermatólogos en su ciudad


Publicidad

Protectores solares Uveblock - Isis pharma

Publicidad

GENOCOSMETICA SESDERMA
Comparte este artículo:

Láser en la dermatología

EL LÁSER EN LA DERMATOLOGÍA

La dermatología como especialidad de la medicina tiene a su vez diversas áreas de énfasis o subespecialidades: pediátrica, venereología, dermatopatología, micología, tricología, oncológica, quirúrgica, dermocosmética, inmunológica, láser, etc.

El principio del láser parte de la Teoría del Quantum emitido por Albert Einstein en 1916, apoyado en conceptos de radiación electromagnética, espectro electromagnético y luz. Láser es un acrónimo del inglés que significa “amplificación de la luz por la emisión estimulada de radiación” (Light Amplification by the Stimuladed Emission of Radiation).

El resultado de este proceso es la emisión de un haz fuerte de luz, cuyos fotones son sincrónicos en tiempo y espacio, confiriéndole a esta luz las características que la distinguen: coherente, colimada y monocromática. Es decir, que sus ondas son paralelas, que no se dispersan y que son de un solo color.

El láser en la medicina se viene usando desde los años 60´s, pero solo hasta 1983 los dermatólogos Anderson y Parrish describieron el mecanismo por medio del cual el láser actúa en los tejidos. Es llamado como “Fototermólisis selectiva” y que quiere decir que cada lesión o cada tejido absorben de manera preferencial o exclusiva solo un tipo de láser con una onda de características específicas; así para cada tipo de aplicación clínica requeriremos un láser diferente. Por eso existen los láseres de CO2, Nd:YAG, diodo, rubí, colorante pulsado, alexandrita, erbium, entre muchos otros. Cada uno de estos con un tamaño de onda específico, que actúa sobre estructuras determinadas y con una penetración de acuerdo al tamaño de esa onda.

La dermatología es una de las especialidades médicas que más ha avanzado en el estudio del láser y de las tecnologías afines. Esto condujo a sus múltiples aplicaciones en esta especialidad:

• TUMORES BENIGNOS Y MALIGNOS: Fibromas, siringomas, angiofibromas, tricopeiteliomas, queratosis seborreicas, algunos carcinomas basocelulares, etc.
• LESIONES PIGMENTADAS Y TATUAJES: Efélides, léntigos, manchas café con leche, nevus de Ota y de Ito, nevus de Becker, remoción de tatuajes decorativos y cosméticos.
• LESIONES VASCULARES: hemangiomas, malformaciones vasculares, venitas faciales o en piernas, rosácea, poiquilodermia, entre otros.
• DEPILACIÓN: hirsutismo e hipertricosis
• REMODELACIÓN DEL COLÁGENO: Modular procesos de cicatrización, rejuvenecimiento, cicatrices de acné.
• ABRASIONES: Rejuvenecimiento, cicatrices de acné.
• ACNÉ: control bacteriano y antiinflamatorio
• TERAPIA FOTODINÁMICA: Lesiones precancerosas, cancerosas y fotodaño.

La dermatología se apoya en todos estos casos en el láser como herramienta tecnológica sin reemplazar en ningún momento el criterio clínico adquirido, por el contrario exige tener mayor preparación para hacer que la práctica clínica diaria tenga mayor seguridad, eficacia y resultados. El médico especialista, y en este caso el dermatólogo, debe tener los conceptos y el conocimiento claro de la tecnología que está usando y cómo interactúa ésta en el paciente.

El concepto popular de láser se ha tergiversado en varios aspectos. Primero que todo se tiene la impresión generalizada que el láser sirve para todo y lo buscan como una panacea para todos los males, permitiendo que personas o profesionales sin preparación o sin principios éticos lo ofrezcan de esa manera. En segundo término los medios de comunicación y los sistemas de mercadeo han hecho parecer el láser como una herramienta solo con fines estéticos o cosméticos. Esta es una de las aplicaciones, pero existen infinidad de otras aplicaciones en el campo dermatológico que lo convierten en herramienta de primera línea.

El rejuvenecimiento o antienvejecimiento debe tener un manejo integral, pero se debe partir del conocimiento teórico. La piel, como reflejo de estos procesos, tiene un comportamiento especial que atañe al conocimiento que el dermatólogo tiene de ésta, que debe combinar con el conocimiento que tenga de la tecnología para de esta forma obtener resultados benéficos para el paciente.

De la misma manera como estamos frente a herramientas muy benéficas, éstas pueden tener efectos indeseables o complicaciones consecuentes a un uso, preparación o conocimiento inadecuados; por eso se deben encaminar todos los esfuerzos y exigencias para que esta tecnología se encuentre en servicios idóneos bajo la supervisión del especialista en dermatología.

 

Artículo escrito por:
Dr. Hernán E. Duque R. MD
(Ver Perfil)

Bienvenidos al portal web de la Asociación Colombiana de Dermatología
y Cirugía Dermatológica

Encuentren toda la información sobre enfermedades dermatológicas y el directorio completo de médicos dermatólogos.
Le recordamos que en ningún momento esta información remplaza la consulta dermatológica con un especialista. Queremos ofrecerle una herramienta de búsqueda y acercamiento con nuestros médicos dermatólogos y brindarle información clara y confiable acerca de las enfermedades dermatológicas.
AsoColDerma - Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía dermatológica
My UV Patch - La Roche Posay